Brasil y Rusia a semifinales, el campeón Serbia eliminado

La anfitriona Brasil se impuso este jueves a Rusia por 3-2 y Francia a Serbia (3-2), conquistando así los dos últimos boletos para las semifinales de la Liga Mundial de voleibol que se disputa hasta el sábado en la sureña Curitiba.

La victoria de los 'Bleus' en el último partido del día no sólo dejó fuera a los serbios, defensores del título, sino que definió también los cruces de los que saldrán los dos finalistas.

El primer duelo del viernes enfrentará a Brasil contra Estados Unidos (18H05 GMT), mientras que franceses y canadienses se verán las caras en el último turno (20H40 GMT).

Impulsada por su público, la 'canarinha' no perdonó ante Rusia pese a que apenas necesitaba un set para asegurar su presencia en semifinales. Con el ímpetu en el ataque de Lucarelli o Borges, los vigentes campeones olímpicos acabaron llevándose el encuentro con parciales de 25-18, 18-25, 25-19, 22-25 y 16-14.

Conquistada la primera manga, el seleccionador brasileño, Renan Dal Zotto, podría haber reservado a sus figuras, pero tenía que vencer otro set para amarrar el liderato del grupo.

Tras ceder el segundo, los anfitriones consiguieron retomar las riendas a tiempo y se hicieron fácilmente con el tercero. Pese a los errores de concentración que le costó la cuarta manga, al final Brasil se llevó la quinta gracias a un ajustado tie-break y permanece invicto en esta Final a Seis.

El país sede terminó así primero de su grupo, por delante de Canadá, a quien venció por 3 sets a 1 el martes, durante el partido de apertura.

Poco después, franceses y serbios se veían las caras en el duelo que enfrentaba a los dos últimos campeones de la Liga Mundial, y que finalizó con parciales de 25-21, 25-19, 17-25, 18-25, 15-11 para los 'Bleus'.

Tras su victoria contra Estados Unidos el martes, Francia precisaba vencer al menos dos sets para conquistar su boleto y no perdió el tiempo, pese a un mal comienzo en el que llegó a estar cuatro puntos por debajo.

Una gran serie de Julien Lyneel en el saque enderezó entonces el rumbo y, lanzados, los de Laurent Tillie conquistaron las dos primeras mangas.

Con la clasificación en el bolsillo, el seleccionador dio descanso a algunas de sus estrellas facilitando la reacción de los serbios, que se hicieron con los dos siguientes sets.

Pero Francia despertó a tiempo, se llevó el tie-break y evitó así el cruce de semifinales con los temidos anfitriones.

En la Arena da Baixada, estadio de fútbol utilizado para la Copa del Mundo de 2014, los brasileños cuentan con el fervor del público para poner fin a una sequía de siete años en la Liga Mundial.

Selección con más títulos de la historia del torneo -con nueve trofeos, uno más que Italia-, el gigante sudamericano espera conquistar en casa su décima copa, que lleva escapándosele desde 2010 tras cuatro finales perdidas.

Facebook Comments

No hay comentarios.

Agregar comentario