Perú regresa a un Mundial después de 36 años

La selección de futbol de Perú volverá a una Copa del Mundo 36 años después de su última aparición y estará en Rusia 2018, luego de vencer 2-0 a su similar de Nueva Zelanda, en un repleto Estadio Nacional de Lima.

Jefferson Farfán, al minuto 27, y Christian Ramos, al 65, consiguieron las anotaciones de la victoria peruana, con lo que la selección sudamericana se quedó con el último boleto disponible para la justa del orbe.

Los peruanos salieron decididos a todo y apenas al minuto tres tuvieron su primera oportunidad con un disparo lejano de Luis Advíncula, aunque se estrelló en el poste. El dominio era local, pero poco a poco la visita superó el miedo escénico.

Pese al despertar de los “All Whites”, Perú siguió con su juego y rindió frutos al minuto 27, cuando la “Foquita” Farfán controló el balón en los linderos del área y sacó riflazo con la derecha que se anidó para abrir el marcador.

El combinado "inca" buscó ampliar la ventaja y Farfán estuvo cerca, pero el portero Stefan Marinovic estiró la mano para evitarlo; en los instantes finales del primero tiempo, Nueva Zelanda tuvo una de peligro, aunque el cabezazo de Wiston Reid se fue por encima del arco local.

Para el complemento ingresó Chris Wood para reforzar el ataque neozelandés, equipo obligado a marcar, y el artillero pronto se notó, incluso estuvo cerca de marcar, pero el portero Pedro Gallese lo evitó antes de que el silbante marcara falta del visitante.

Cuando parecía que Nueva Zelanda vivía su mejor momento en el partido apareció Christian Ramos, quien tras un saque de esquina rescató un balón que parecía perdido y remató dentro del área con la derecha para poner el 2-0, al minuto 65.

Con casi media hora por delante, incluido el agregado, Nueva Zelanda debió jugarse el todo por el todo, pero nunca pudo perforar la portería de Gallese, quien estuvo atento cuando fue requerido.

Luego del empate sin goles de la ida y el resultado de este miércoles, Perú festejó su regreso a una Copa del Mundo 36 años después de jugar en España 1982.

Con el silbatazo final del árbitro Clement Turpin, comenzó la fiesta en todo el país sudamericano.

No hay comentarios.

Agregar comentario