Doblete de Falcao lleva al Mónaco a otra final

Falcao conduce al Mónaco a la final de la Copa de la Liga con su doblete
El Mónaco volvió por sus fueros y jugará la final de la Copa de la Liga tras derrotar al Montpellier por 2-0 en un encuentro en el Falcao fue la figura del encuentro al anotar un doblete y en el que el equipo local dominó el choque a su merced y fue claramente superior a su rival.

Desde el pitido inicial, los monegascos se instalaron en el campo del Montpellier y sin crear demasiadas ocasiones de gol, el balón siempre rondaba el área de Lecomte. El Mónaco dependía en exclusividad de lo que hacían en el centro del campo Jovetic y Joao Moutinho, pero estos no lograban penetrar con claridad dentro del área del rival y sus pases no llegaban con limpieza a Falcao.

Mbenza y Sio habían acercado cierto peligro a las 'barbas' de Subasic, pero fue el Mónaco que apretó el acelerador y comenzó a inclinar más el campo. Moutinho puso un preciso pase al hueco para Falcao, pero la inmediata respuesta de Lecomte, que salió fuera del área, evitó el primer gol.

Curiosamente, fue el equipo rival el que puso en aprietos de nuevo al meta croata del Mónaco, esa jugada fue el último intento de los hombres de Der Zekarian de llevar peligro a la meta rival.

Porque tras esa jugada, Falcao, que venía de fallar un gol de cara a la portería al no acertar con un cabezazo, enganchó con su caña un balón suelto tras un penalti no pitado a Sibidé y, con un derechazo cruzado, abrió el marcador en el Louis II. El Mónaco seguía con el pie al fondo en el acelerador y dos minutos después del gol, Lecomte cometió un penalti sobre Jovetic, que el VAR le desestimó para el Mónaco.

A pesar de ese contratiempo, los de Leonardo Jardim querían evitar la sorpresa y Falcao aprovechó un 'pase de la muerte' de Raggi para empujar a la red. El 2-0 estaba plenamente justificado por lo realizado por cada uno en esa primera parte. Y si no cayó otro gol del lado del Mónaco fue por la falta de puntería de Raggi, Sidibé o Jovetic.

La segunda parte fue mucho menos apasionante que los primeros 45 minutos. Con el resultado de cara, el Mónaco salió a templar el encuentro y a esperar a ver lo que podría ofrecer el Montpellier, que nunca llegó a poner en serio peligro el triunfo del equipo del Principado.

Ninga y Sambia tuvieron las dos únicas ocasiones del equipo perdedor, pero en ambas situaciones fue Subasic el que evitó la caída de su portería, pero el Mónaco también dispuso de varias ocasiones para aumentar el electrónico, aunque tampoco estuvieron precisos para finalizar las jugadas en gol.

Eso sin contar que el colegiado volvió a echar mano del VAR para anular el tercer gol del Mónaco, marcado en posición adelantada por Rony Lopes.

Lo que le espera a Falcao y el Mónaco es un bonito reto: disputar la final de la Copa de la Liga ante el PSG de Neymar, Cavani, Di María, Dani Alves, Mbappé, etc... El encuentro tiene una fecha tentativa para que se dispute el 31 de marzo, aunque todo depende de lo que suceda en la Champions League con el equipo parisino.

No hay comentarios.

Agregar comentario